martes, 30 de junio de 2009

RICHARD MATHESON (1954) - Soy leyenda

Ayer mencione a Soy leyenda, así que es un buen momento para presentar mis impresiones sobre esta pequeña, pero genial novela de Richard Matheson (bio / biblio).

Neville vive solo, completamente solo, pues la humanidad a sido exterminada quedando solo vampiros, remedos de la antigua población humana. Estos vampiros atacan continuamente a Neville que ha hecho de su casa un fuerte con todo lo necesario para sobrevivir. Durante el día, mientras los vampiros duermen, Neville aprovecha para aprovisionarse, y matar a los vampiros que encuentra durmiendo. Toda la vida de Neville se basa en su continua rutina.

La novela es una de esas piezas pequeñas, tremendamente humanas e introspectivas, el único análogo similar (dentro de la ficción especulativa) que se me ocurre es Más que humano de Theo Sturgeon. Son novelas muy diferentes ;) pero en ambas hay una exploración de la condición humana brutal, y en unas pocas paginas.

La soledad en Soy leyenda esta presente en todo momento, un mundo que sorprende porque es el mundo que conocemos, solo que totalmente abandonado y falto de vida. Es la soledad total, la carga de los recuerdos de su familia, más que los nocturnos vampiros, lo que es más difícil de llevar para Neville. Sus intentos de mantener una rutina que le permita sobrellevar la monotonía y evitar apenas la locura y la desesperación.

Otro punto muy interesante es la capacidad de Richard para mostrar el empuje justo en situaciones insalvables. Como una vez trazado un objetivo, este se convierte en un motor que consigue que los hombres exploten fuertemente su creatividad (de forma similar a Gully Foyle es empujado por la venganza para poder escapar del Nomad, en Tigre, Tigre! de Alfred Bester).

Una pieza pequeña, con una trama sencilla y directa, muy grata de leer. Una novela muy bonita.



Licencia Creative Commons