lunes, 29 de junio de 2009

2 pelís CF dirigidas por Danny Boyle

Recuerdo que las primeras pelis de Danny Boyle, que vi hace como 10 años, cuando aún vivía en Bogotá, eran de esas pelis que de inmediato capturan a los adolecentes, no solo por los protagonistas eran siempre bandas de chicos, sino que a su alrededor siempre había drogas, anelo de libertad, e historias retorcidas. Y Boyle dirigía todo muy bien. Y ahora me encuentro con el mismo director en historias que son totalmente CF.

28 días después [AKA Exterminio]. Jim se despiesta un día en un hospital y se encuentra con que no hay nadie en las calles. Tras deambular un poco por una desolada Londres, se encuentra con otras pocas personas que le cuentan lo que sucedió. El virus de la "ira" se apodera de la gente en cuestión de segundos (ejem!), y los transforma en asesinos brutales. El y tres sobrevivientes más, deciden ir a un refugió del gobierno, allí son bien recibidos pero se encuentran con una desagradable sorpresa.

Lo mejor de esta película es el inicio. Las imágenes de Londres abandonadas son muy buenas e impactantes, dejando en claro la idea de la soledad de la ciudad. En ese aspecto me hizo pensar de inmediato en Soy leyenda de Richard Matheson. Los paralelos con esa novela van más allá. Pues al igual que en la magistral obra de Matheson, la enfermedad es producida por un virus que se disperso muy rápido, además, los infectados parece que en general solo salen por la noche (no es explicito, pero por los diálogos y acciones así parece). Por supuesto, aquí termina un poco el paralelo, pues los "zombies" de esta película, como los de todas las películas de zombies solo atacan a los no-zombies (ese es un punto excelente de Matheson, donde describe como los vampiros más débiles eran asesinados por los otros). Un buen punto es que los verdaderos malos, no son los zombies.

Es interesante y divertida, tiene algunas cosas inteligentes que invitan a la reflexión, así el marco en el que se desarrolle sea como siempre en las pelís de zombies, ridiculo.

Sunshine. El sol esta perdiendo energía, un equipo va a completar una misión que no pudo realizar un equipo anterior, que es la de darle más "combustible" o una nueva chispa al viejo sol. En el camino, se encuentran con la abandonada nave de sus fallidos predecesores, y entonces comienzan los problemas...

Esta pelí es extraña, por momentos parece una obra claustrofobica, con personajes confundidos que no saben lo que están pensando, lo cual la hace muy rara, luego es un intento de grandiosidad metafísica, al estilo que muchas tratan de imitar, de 2001: Odisea del espacio. Y después una burda película de persecución, donde los personajes hacen lo más ilógico posible, con tal de poder empeorar el problema.

La verdad, nunca supe para donde iba la historia, ni cual era el motivo de la película, creo que quiere ser una película inteligente y reflexiva, y a la vez una pelí de acción, pero no logra ninguna de las dos cosas, y los actores, igualmente confundidos tampoco consiguen trasmitir esas emociones, y no parecen saber bien lo que se esperaba de sus personajes... con lo cual el resultado es la cosa confusa que es la pelí.

No voy a decir que es horrible, he visto muchas cosas bastante peores, y uno puede verla sin sentir que pierde el tiempo, es más bien vacía, sin gracia.

Ciertamente esta faceta de director CF de Boyle, es extraña, en la primera pelí trato de ser entretenido y lo consiguió bien, en la segunda, intento ser grandilocuente, y el resultado es muy pobre. Parece que de seguir intentándolo, al menos en CF, sería mejor que trate de entretener y no de revolucionar el género...



Licencia Creative Commons