jueves, 21 de enero de 2010

Un comentario demasiado extenso e inconexo como para ser considerado comentario

Se trata de un comentario al post inmediatamente anterior de Salvador, pero más que relacionarse con el tema del post o del ensayo de Jo Walton es una ocurrencia producto de su lectura:

Leyendo a Walton se me ocurre preguntar (puesto que la mayoría de comentaristas dan por sentado que una vez adquiridas las herramientas para leer ciencia ficción se puede dar cuenta de todo el género y que, después de eso, los únicos que tienen problemas para lidiar con la CF son los otros, es decir, los "no iniciados") cuál es la novela, el cuento, la saga (bueno, tal vez la saga mejor no) de CF que resulta difícil de leer aun para quienes llevan mucho tiempo familiarizados con el género.

La primera respuesta que se me ocurre es El libro del Sol Nuevo, pero precisamente por obvia me parece que merece consideración aparte. Entre otras cosas hay que tener en cuenta que Wolfe tiene fama de complicado y muchos lo leen pensando en eso, aunque, claro, habrá quien lo lea por primera vez sin tener noticias de su fama sino de la de sus libros. Personalmente me dio (y todavía me da) más dolor de cabeza La quinta cabeza de Cerbero, pero eso en cuanto a Wolfe.

En cuanto a otros autores, he tenido problemas con Greg Egan, aunque finalmente pude disfrutarlo. Si lo entendí es otra cosa. Y las primeras veces que leí Sterling también me sentí perdido, lo que me recuerda que nunca entendí el primer capítulo de Luz virtual de Gibson en inglés y no pude pasar de ahí. No podía saber qué estaba pasando. Cuando leí la novela en español entendí que no pasaba nada y que, al final, eso era lo interesante (fuck you, "The Luminous Flesh of Giants"!).

Lo que esos tres autores tienen en común es su "densidad", ya sea de prosa o de información, así que, imagino, estaba acomodándome a su lectura.

Hay muchas razones para que la lectura de un libro sea difícil, independientemente de que sea o no CF, y buena parte de ellas se relacionan de forma directa o indirecta con el gusto. En este caso me interesan los libros "difíciles", de esos que uno termina más por el reto, los que suponen dificultad por razones relacionadas con el hecho de ser CF: escenario, neologismos, tecnicismos, estructura, etc.

Algunos ejemplos que se me vienen a la mente no los he leído aún: Todos sobre Zanzíbar de John Brunner, A cabeza descalza de Brian Aldiss, Dhalgren de Samuel R. Delany; pero todos ellos los relaciono con experimentaciones formales que no son exclusivas de la ciencia ficción.


P.S. Acabo de recordar que también me perdí la primera vez que leí "Jinetes del salario púrpura" de Philip José Farmer y sólo hasta la segunda lectura entendí qué era lo que pasaba. Buena parte de la confusión se debía a que no había entendido que algunas de las descripciones no correspondían a escenas del cuento sino a las pinturas hechas por el protagonista.

4 comentarios:

Salva dijo...

A mi del sol nuevo, me gusto mucho su complejidad, aunque pues yo lo leí sin sentirme nunca confundido, al final, hay muchas cosas que se que no pude resolver o que sin duda, me perdí :P jejeje... Habrá que ver como me va cuando lo relea ya conociendo toda la historia. En cambio Paz, esa si que me dejo totalmente confundido xD, me imagino que es porque su estructura es radicalmente distinta a la de la ficción especulativa en general.

Yo alguna vez hice el experimento de leer a Gibson en ingles (Monalisa overdirve)... y rápidamente abandone xD, creo que después de eso me refrene de leer novelas en ingles :P... Y las primeras paginas de jinetes la primera vez fueron una total confusión.

Recuerdo que Viaje sin termino de Brian Aldiss, tenía muchas cosas incomprensibles, en especial al inicio, aunque al pasar la novela, uno descubre porque es ;)

F. dijo...

ahora que lo pienso puede que así sea con todos los textos de CF al principio, pero como nuestro recuerdo corresponde al texto terminado, ya leído y con la mayoría de cosas aclaradas, entonces resolvemos que siempre lo entendimos.

por ejemplo, Invernáculo o El lento agonizar de la Tierra de Aldiss, no dice desde la primera página de qué clase de mundo se trata. es necesario seguir adelante, persistir, para darse cuenta. recuerdo las pistas que va soltando tranquilamente el muy omnisciente narrador: que los humanos son una de las únicas tres especies animales que sobrevivieron, que su tamaño no es el mismo, etc.

lo mismo con cualquier otra novela. digamos Duna, digamos Hyperion, o sin irnos tan lejos (en el espaciotiempo) digamos Pórtico (bueno, tal vez esa no) o Marte rojo. yo creo que a todas llegamos, en principio, en la misma situación de ignorancia y nos toca aprender a lidiar con ellas. aprendemos cuánto tiempo ha pasado o puede haber pasado, en qué lugar estamos y si está cerca o lejos de la Tierra o si es la Tierra misma (una vez más: Wolfe), si la humanidad ha cambiado, etc.

pero también hay que tener en cuenta el "factor clásico" que es cuando uno sabe mucho de una historia sin haberla leído. es difícil que alguien interesado por la CF llegue a leer por primera vez La mano izquierda de la oscuridad sin saber que hay un tema de hermafroditismo fundamental para la historia. son predisposiciones de contracarátula que forman parte de la lectura.

en fin, lo que me parece en este momento es que cada novela, incluso si es de CF o, como quisiéramos creer, sobre todo si es de CF, nos exige unas herramientas diferentes que son exclusivas de esa novela.

sin embargo, en esta reseña encontré algo que me hizo caer en cuenta de otro algo: hace años (décadas, tal vez) una imagen o un concepto daban para toda una novela. ahora, en una sola novela corta se incluyen un montón de imágenes que forman parte del inventario definido de la CF y que no representan gran problema para el lector porque ese inventario ya ha sido asimilado, a veces incluso a través de medios distintos a la literatura (televisión o videojuegos, por ejemplo).

supongo que a esa asimilación se refiere Walton cuando habla de las "herramientas" del lector de CF.

halsivon dijo...

No tengo sino estar de acuerdo con la apreciación del blogg de Jo Walton acerca de la literatura de ciencia ficción y su intención; no ha sido la primera vez en que hemos escatimado acerca del valor de la ciencia ficción dentro de la literatura, como género, y dentro de la ciencia, como receptáculo u oximorón; ciertamente una de las interpetaciones que más me ha gustado fue del propio "F" en donde desdibujaba los "límites" del género, que pódría ir más allá y contemplar toda la literatura existente (una definición muy Borgiana por su parte); en ese contexto, la idea de que al escribir el autor interpretaba a través de la narrativa ( y en algunos casos la poesía) , su entorno y mundo existente y lo plasmaba con ingeniosas fórmulas literarias en papel, eso ya es ciencia ficción, debido a la imposibilidad de cualquier ser humano, de emular la realidad de manera precisa. Funes el memorioso de Borges hace acuso de esta definición, al pobre Funes le costaría toda su vida tan sólo el hecho de narrar los primeros 10 años de su existencia. Llevando el concepto aún más allá, si toda la literatura existente era ciencia ficción como derivación interpretativa de la realidad, también todos los textos científicos , técnicos y de ingenieria se podrían ungir con la definición, de manera que aquellos quiénes los escriban nunca pueden siquiera contemplar el universo de manera perfectamente objetiva ( lo cual puede contribuir a lo que Hawkings llamada el principo antrópico débil en su "Historia del Tiempo"). Entonces toda la literatuta existente es ciencia ficción , y no sólo la literatura: toda interpetación artística, la pintura, la escultura , la música ( notará lo realmente difícil que es hacer música de ciencia ficción, no crean que no lo he intentado) , la fotografía e incluso se podría hablar de arquitectura de ciencia ficción. Para su valor e intención , he escrito un post en mi blogg (http://halsivon.wordpress.com) del cual aún espero comentarios. Para lo que causa lo que comercialmente y el getto define como literatura de ciencia ficción, puedo estar de acuerdo con Salva en que el Sol Nuevo es un verdadero grimorio al respecto. La verdadera ciencia ficción, en mi opinión en el Sol Nuevo , se traduce en el hecho en que el protagonista, Severian, no está narrando nada; está entablando una discusión con el lector acerca de quién tiene mejor: 1. Memoria y 2. Versión de los hechos. Y es que en el Sol Nuevo, el autor asume que el lector ya conoce y está familiarizado el mundo moribundo en el que vive Severian, así como su civilización, la Autarquía y demás especímenes, incluso los cacógenos. De manera similar supongo que ocurre con Soldado entre la Niebla, donde ocurre el fenómeo contrario.

Con respecto al segundo post del Blogg de Walton, alguna vez habíamos discutido que la fantasía herocia durante el siglo XX fue la misma fantasía heroica durante el Siglo XX : espada, hechicería, dragones. Vaya sub-género más estancado y ciertamente se hizo alguna vez el ejercicio de buscar nueva fantasía que no involucrara los elementos clásicos y arquetípicos, entre los que podrían estar "Nuestra Señora de las Tinieblas" de Fritz Leiber.

Lobo7922 dijo...

De las obras que nombras solo he leído las de Greg Egan, que terminan pareciéndome aburridísimas, las relaciones de pareja problemáticas de Egan, me aburren.

Sin embargo si recuerdo cuando era muy joven y comencé a leer algunos cuentos de ciencia ficción que me costaba imaginarme las escenas que describían, pero no era debido a que era CF, simplemente nunca había leído historias tan complejas.

Gracias por colaborar con el Reddit de la CF en español, espero que invites a tus amigos :)