sábado, 30 de enero de 2010

GENE WOLFE (1980-1983) - El libro del sol nuevo (la tetralogía original)

Una vez, en un ensayo de John Clute, leí que quizá el mejor autor de los 80s, así no fuera el más influyente, era Gene Wolfe (bio/biblio). Desde ese día, me puse a buscar el chance de leer El libro del sol nuevo, un libro "único" dividido una serie de 4 novelas. Dado que hace poco se la menciono en el blog, creo que es un buen momento para esta reseña ;).

La sombra del torturador (1980). Severian es un aprendiz de torturador, en un mundo decadente, donde el sol esta a punto de extinguirse, donde se espera la llegada, tanto real como metafísica, del sol nuevo que le de un segundo aire a la humanidad. Cuando finalmente Severian consigue su grado de torturador, comete una falta, lo que lo obliga al exilio, y es enviado como verdugo (carnificario), el libro narra de las aventuras de Severian tratando de abandonar la gigantesca ciudad de Nessus, y como conoce a varios de los personajes que lo redaran en sus aventuras.

La garra del conciliador (1981). Al salir de Nessus, Severian y sus compañeros quedan separados. Pronto Severian descubre que tiene una joya muy poderosa, la garra del conciliador, con extrañas propiedades curativas. Severian vuelve a reencontrarse con sus compañeros en la casa absoluta, lugar donde reside el Autarca y la nobleza. Entonces Severian se encamina hacia Thrax, su punto de destino.

La espada del lictor (1982). Severian es el lictor (verdugo) de Thrax, hasta que un día vuelve a fallarle a su gremio y huye de la ciudad. Al no tener a donde ir, decide ir a la guerra. La historia comienza a resolverse cuando Severian logra enfrentar a sus enemigos, y descubre varias cosas sobre la garra, los autarcas y el sol nuevo.

La ciudadela del autarca (1983). Severian llega al frente de guerra, y se alista en una tropa irregular. Severian es herido en batalla y finalmente descubre su identidad (aunque de eso ya se sabia desde el inicio de la historia). Entonces, regresa a la ciudadela de Nessus, donde esta el gremio de los torturadores.

El resumen de las historias es deliberadamente escueto, pues la historia tiene muchisimas ramas que se conectan entre si, y por lo tanto, es fácil arruinar la sorpresa de muchas partes de la historia.

Eso es, El sol nuevo es una super-novela de montones de detalles y sutilezas. Al terminar, no me quedo la duda que hay que releerla ahora que buena parte de las cosas son claras. Eso si, leyendo algunas referencias de la historia, me sorprendió ver como varias cosas, no las capte--aunque si agarre otro pocotón :)--.

Pero más allá de los detalles, se trata de una serie grandiosa. El desarrollo es excelente, los escenarios y situaciones desconcertantes y sorprendentes. Aunque prácticamente el único personaje bien desarrollado es Severian (esta narrado en primera persona), este esta muy bien caracterizado. Al mismo tiempo, Severian se ufana a todo momento de su memoria infalible que recuerda todo lo que sucede a su alrededor, y nunca olvida nada (en ese aspecto yo soy idéntico a Severian xD), pero o en algunos pasajes trata de confundir al lector, o bien miente, o su memoria tiene algunos huecos, este detalle, que genera "desconfianza" en los hechos, es un gran elemento de la novela :).

En un comentario, en este post Halsivon dijo
Severian, no está narrando nada; está entablando una discusión con el lector acerca de quién tiene mejor: 1. Memoria y 2. Versión de los hechos.
Esa visualización da una idea muy precisa de la historia ;). A mi, en mucho momentos, me hizo recordar aquel momento de la Historia interminable de Michael Ende donde Atreyu pide que le narren la historia y se forma un loop infinito. De hecho, creo que muchos pasajes del libro tratan de reforzar esa idea.

No estoy muy seguro de leer La Urth del sol nuevo, una especie de libro "adicional" a la serie, pues la verdad creo que el mismo Severian deja por terminada la historia, y pues al menos para mi así esta bien... Eso si, los otros mega-libros "paralélos" a la historía (El sol largo y El sol corto) si les tengo mucha curiosidad!

Es genial y fantástica, una obra brutal, de esas a las que uno va a volver, y a volver sin cansarse.

Pd. Que buena que fue la CF de los 80s! Con CJ Cherry al inicio y al final, la presencia de El sol nuevo, luego Neuromante, y los dos primeros de Ender, en la mitad de la década y rematar con Hyperion!


Licencia Creative Commons

6 comentarios:

halsivon dijo...

Al respecto "F" no recomienda leer el último episodio , puesto que estropea el proceso que ya se había iniciado con el Sol Nuevo Original, y yo le creo; máxime si es una continuación con cierto tinte comercial más que literario. (citaré a Michael Moorcock cuyos principales fans no eran precisamente los seguidores del género: "dedico este libro a mis acreedores..." aunque no sé si este fuera el caso de Wolfe, o bien pudo ser para cumplir con un compromiso contractual ya firmado con su editorial).

F. dijo...

la historia dice que David Hartwell, el editor de Gene Wolfe en Tor, le pidió un cuento en el que se dijera qué pasaba con Severian una vez llegaba a su destino. Wolfe le respondió que eso no se podía contar en un solo cuento y escribió Urth.

a mí me parece que esa novela daña mucho de lo que hacía encantadora la tetralogía (vuelvo y hago una aclaración que hago siempre que hablo del Libro del Sol Nuevo: Urth no es el quinto volumen de la novela sino la secuela a todo el Libro, o sea, a las cuatro novelas juntas. la diferencia de los títulos me parece prueba suficiente.) (la aclaración no es a propósito de que Salvador haya dicho que lo sea, es que ya se me volvió costumbre. además, me molesta que Minotauro las haya empaquetado (incluso vende un boxed set) como si fuera así). pues bien, decía, Urth elimina algunas ambigüedades que me parecían mejores como estaban e introduce ramificaciones en la historia que, como dice Salvador, prácticamente quedaban implícitas en los libros anteriores.

casi siempre que busco ejemplos de lo que la CF puede hacer y ningún otro género puede, los dos títulos que se me vienen a la cabeza en primer lugar son El libro del Sol Nuevo y Marte rojo. después se me ocurren más, pero creo que sería posible dar cátedra completa del género tan sólo con estos dos (cinco). contando, eso sí, con que haya tiempo de leer todo eso.

y en cuanto a los ochenta, tengo que estar de acuerdo, aunque en este momento de la vida no me emociona tanto El juego de Ender, no me decido sobre si querer u odiar Hyperion y no he ledído todavía nada de Cherryh. pero incluiría Crystal Express de Sterling, la aparición de Lucius Shepard y las Heliconias de Aldiss. y eso sin hablar de que en fantasía también estaba bien la cosa.

halsivon dijo...

al respecto de Hyperion, ¿es a todos los cantos o sólo al primero o el primero y la caída? recuerdo la época del espasmo atávico que produjo Hyperion en su momento: un libro del que se suponía reunía lo mejor de toda la ciencia ficción escrita hasta la fecha, todos los sub-géneros de la CF; el principal efecto que causa Hyperion es de el deslumbramiento, de impresionar rápida y contundetemente sin darle tiempo al adversario de reaccionar; recuerdo que una de las esperanzas que yo tenía era que Hyperion se haya qeudado en un sólo libro y que todas las respuestas estuviesen ocultas en su interior , ante el evidente caos temático, como si se tratase de un libro-laberinto y como tal lo tomé de esa manera ( todo eso antes de la caída y los 2 endymion). Supongo que como aporte a la historia de la ciencia ficción , está más que señalado.

F. dijo...

justamente una de las cosas que no me gustaron de Hyperion fue que, en su sancocho de subgéneros y homenajes, me parecía la novela menos original de CF que había leído. cada capítulo me hacía pensar en otro libro u otro autor. al parecer ése es su mayor mérito y creo que lo comprendo a veces, pero en ese sentido el Sol Nuevo me parece superior pues recoge la tradición de la CF de más de 50 años y hace algo distinto que, a diferencia de Hyperion, no está ufanándose todo el tiempo.

para mí, Simmons no era (no es) un autor de CF y la mejor forma que encontró de escribir un best-seller del género fue el pastiche. el truco le funcionó.

no me decido a odiarla del todo porque el mundo creado es, en conjunto, descrestante, y porque, a pesar del despelote que es, La caída le da un sentido nuevo a muchas cosas de la primera parte. yo creo que debió haber escrito un solo libro, conservando la estructura de historias dentro de historias de la primera, pero con algunas explicaciones de la segunda, sobre todo en lo que respecta a la postura del TecnoNúcleo en la guerra.

Salva dijo...

Estoy de acuerdo con Felipe, El sol nuevo, marte rojo y La mano izquierda de la oscuridad son para mi así lo primero que pienso en las cosas así únicas de la CF.

De las novelas 80ras, pues no puse a Sterling ni las Heliconias, porque no las he leído... de Sterlig yo leí los cuentos de Crystal Express pero yo estaba pensando en novelas xD... ahora bien, Cherryh, ella también escribe pastiches xD, así que quizá los 80s fue época de reciclajes (salvo quizá los ciberpunks)

De Hyperion, pues yo leí Hyperion y la caida casí simultaneamente. Creo que estoy de acuerdo con Felipe, un solo libro que agregara los elementos de la caida hubiera sido mucho mejor.

F. dijo...

es totalmente cierto que los 80 fueron pastiche. eso me recuerda la primera vez que leí cuentos de esa década en una antología titulada Lo mejor de Isaac Asimov Science Fiction, editada por Gardner Dozois. fue la primera vez que leí a Connie Willis ("Servicio de vigilancia"), Octavia Butler ("Hijo de sangre") y Greg Bear ("Luchacruenta"), más la única vez que he leído a una señora llamada Leigh Kennedy con un cuento bellísimo (para mí el mejor de la antología) titulado "Su cara peluda". básicamente, la conclusión a la que llegué fue que en los ochenta no había nada nuevo, sólo eran los mismos temas pero contados con menos afán. el de Willis era un viaje en el tiempo, el de Butler la humanidad esclavizada por extraterrestres, el de Bear una space opera y el de Kennedy un primer contacto.

pero ni siquiera los cyberpunk se salvan. Neuromante, por ejemplo, es prácticamente un remake actualizado de El programa final de Moorcock con elementos de "True Names" de Vinge. y en el prólogo de Mirrorshades, y en otro montón de lugares, Sterling admite que lo que el cyberpunk quería era volver a las raíces. la serie shaper/mechanist de Sterling, por ejemplo, es un remake de los Ocho Mundos de Varley (que es un remake de otra cosa, etc.).

para mí uno de los encantos de la década es justamente ese nivel de autoconsciencia. quise usar lo de pastiche para bajarle los humos a Hyperion pero reconozco que estaba pasando por alto que no es la única novela que hace eso, pero hay otras que sí me gustan.

una corrección: Hartwell no le dijo a Wolfe que escribiera un cuento sino que le agregara un capítulo a La ciudadela. el resto es lo mismo.

y La mano izquierda es justo la tercera novela en la que pienso!!!