martes, 8 de febrero de 2011

Tres respuestas al cyberpunk 3: Aire (2004) de Geoff Ryman

Finalmente me senté a escribir la tercera entrega de las respuestas al cyberpunk. Esta vez con una maravillosa novela, que para mi es no solo la mejor de las tres reseñadas aquí, sino que es una de las mejores novelas de CF que he leído, se trata de Aire de Geoff Ryman (bio/biblio), novela con la que fue nominado al Nebula, y que se llevo el British SF, y el James Triptree.

No más al comenzar descubrimos que estamos ante una novela diferente: la primera pagina de la novela tiene un mapa, el mapa de un villorrio de no más de una docena de casas. En ese pueblito vive Mae, una consultora de belleza, en alguna apartada región de Asia central donde conviven chinos, musulmanes y eloí. Pronto el pueblo se unira a Aire, una forma más poderosa de internet que ha revolucionado el mundo entero.

Dado el setting y los personajes de esta novela, es una cosa única en la CF, en vez de avezados ingenieros, o tecnócratas/negociantes muy bien educados, o aventureros sin par, Geoff nos trae un poco de campesinos ignorantes, muchos de ellos no saben leer, y como tienen que labrar el campo todo el día, apenas si queda espacio para la aventura. Sin embargo, estamos ante CF de la mejor calidad, Geoff muestra una muy vivida situación de una sociedad que de pronto se enfrenta a un cambió tecnológico, con mucha gente que prefiere huir al cambió, y se niega a aceptarlo, a pesar de que no hay vuelta atrás.

Además de eso, todo en esta novela esta muy bien construido, la narrativa, y los personajes se integran de forma completa a la historia. Geoff nos muestra una vez más que la CF no es los personajes vs. la historia vs. el setting. En realidad, el mejor producto no es el que elabora uno de esos elementos, sino el que elabora los tres. Y por eso Aire es especial y sencillamente fantástica.

Ahora bien, esta es una respuesta muy particular al cyberpunk (o quizá mejor, una respuesta a toda la CF). Como había mencionado antes el post-cyberpunk trata de darle un respiro a la clase media generando un futuro más “amigable” de cierta manera, ignoran el reto de William Gibson cuando dijo que Neuromante no era una distopia. Geoff va a ese punto de manera directa, como se vería nuestro mundo en ese futuro ultra tecnológico si fuéramos campesinos? Después de todo, la población que describe Geoff es mucho, pero mucho mayor que la del mundo urbano del cyberpunk. Además, de manera similar a Ian MacDonald (ambos son británicos que han viajado mucho), se fija más en el tercer mundo.

Así, en este mundo de Ryman no tenemos super corporaciones, sino nuevamente gobiernos nacionales (aunque no necesariamente con mucho control), y el escenario ya no es la ciudad, sino una villa de campo. Geoff menciona aquí y allí algunos detalles de las modas y la vida “de la gran ciudad” pero eso es casi como un chisme. De cierta manera lo que le pasa “al mundo”, apenas si afecta al pequeño pueblo de Mae o por el contrario puede tener un efecto catastrófico.

Además, Geoff mueve las cosas a algo más tangible, al punto concreto que es para mi el más importante, y más “realista” en el cyberpunk (y que pues de una manera u otra, es dejado un poco de lado en las otros dos libros que examiné, más no así en los trabajos de Gibson) es el poder de las comunicaciones, y como el negocio alrededor de la conectividad, es el verdadero canal de “futuro.”

Una hermosa novela, y además una muy diferente.


Licencia Creative Commons