martes, 16 de septiembre de 2008

Expedientes X: quiero creer (Película)

Otra de las películas de este año que me producían una gran expectativa era la nueva película de Expedientes X, una secuela de la serie de TV de los 90s, con enormes dosis de fantasía y ciencia ficción.

Una agente del FBI a desaparecido, y la única fuente de evidencias es un padre (pedofílico) que tiene visiones. Así que el FBI decide contactar a Mulder para que los ayude a encontrar la agente. Scully entre tanto es ahora doctora de tiempo completo en una especie de hospital cristiano... y es la esposa de Mulder. La historia toma los elementos clásicos de la serie, con un Mulder dispuesta a confiar en el supuesto padre vidente, mientras Scully asume el papel de escéptica, aunque pareciera que las cosas son realmente misteriosas.

Antes que nada, quiero hablar del teatro. Es el segundo cine que visito en Tucumán y este era particularmente sucio, y viejo, y pues la proyección también era así, old school, así que todo hacía que me sintiera en una proyección de añoranza de los años 90s xD.

Y bueno, eso es la película, más un motivo para recordar el glorioso pasado, y no hay ningún intento de hacer una historia épica y grandilocuente (como en la primera película), sino traer de regreso a los viejos personajes, en sus viejos roles, (y con sus 10 años de más). Así que uno al terminar aunque sin sentirse defraudado, tampoco se siente particularmente excitado.

Quizá fue la decisión acertada, pues la verdad, luego de miles de temporadas la serie fue perdiendo gracia, con una conspiración tan y tan retorcida, que perdió toda credibilidad, y luego las otras temporadas sin Mulder, que transformaron la serie más en un psico-thriller, donde el objetivo era buscar todo tipo de asesinos en serie (y eso, aunque muy de moda en el terror, me parece el más chimbo de los temas del terror, en especial cuando los asesinos son ultra inteligentes, con patrones super complejos de selección de victimas...), y ya solo la veía por ver a Gillian Anderson.

Así, los fans de la serie seguramente sentirán una enorme melancolía, y es claro que también se cierra definitivamente el ciclo de la serie. Es como uno de esos partidos de despedida, donde las viejas glorias juegan 20 minutos en cada equipo, el resultado no importa, y en donde se ven chispasos de las gambetas y remates que los hicieron grandes una década antes.

Pd. Lo que no puedo dejar de preguntarme, porque si están casados se tratan de Mulder y Scully, en vez de Fox y Dana?
Pd2. Supongo fue una mala apreciación de mi parte, pero me pareció que en el celular de Mulder decía “gillian” en vez de “Dana” :P... jajajaja


Licencia Creative Commons

1 comentario:

halsivon dijo...

Siempre odiaré X-Files, para mí nunca fue una serie de calidad; sólo fue otra intención de los gringos-giris de mostrar su todopoderoso aparato bélico y gubernamental al resto del mundo; cabe mencionar que también es la serie favorita de my ex-novia así que sobran los comentarios. Siempre lo diré: lo único bueno de la serie fue el primer capítulo, porque no tenía esquema de serie, el último por que gracias a dios se acabó esa cosa, y la primera escena del primer filme, con los 2 hombres de las cavernas contra el alienígena.